INSTITUCIONAL‎ > ‎

Valores Institucionales

Primacía de Dios y vivencia del Evangelio: La base de nuestra vida y acción es la persona de Jesús, a quien seguimos en la iglesia como discípulos misioneros, con el proyecto evangelizador del Reino de Dios a favor de los más pobres y necesitados.

Caridad Pastoral: La lógica del Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas y que es, a su vez, caridad pedagógica, nos compromete tanto a una vida fraterna, humanizante y acogedora,  profecía para un mundo egoísta y violento, como a la austeridad de una vida consagrada auténtica, vivida en el trabajo y la templanza.

La Alegría: La vida en gracia de Dios, fruto del cumplimiento responsable de los propios deberes y de la frecuencia de los sacramentos, se manifiesta también, en la gozosa espontaneidad del arte y de la lúdica, por medio de las cuales los jóvenes se expresan con libertad, desarrollan sus capacidades y las ponen al servicio de la comunidad, abriéndose a relaciones autenticas de amistad.

La Preventividad: Es la expresión espiritual evangelizadora y pedagógica de la caridad pastoral que anticipa la acción educativa pastoral salesiana, y que llevada adelante por medio del Sistema Preventivo de don Bosco, se hace vida en un ambiente de familia y fraternidad.

Espiritualidad de comunión: Es la profecía de la fraternidad que compromete y hace partícipe a toda la CEP en la misión común, creando un espíritu de familia que hace de cada presencia una casa y escuela de comunión.

El Respeto: Como salesianos fomentamos el humanismo cristiano de San Francisco de Sales, promovemos todo lo que fomente la acogida de las personas, y lo que haga más plena y digna la vida en todas sus expresiones, como don de Dios.

La Solidaridad: Educamos a la solidaridad en la inspectoría y cooperamos con quienes construyen una sociedad más justa, equitativa e inclusiva. Por esto fomentamos la dignidad del trabajo y la paz.