Propuesta Pedagógica

 NUESTRO MODELO PEDAGÓGICO, EL SISTEMA PREVENTIVO


Nuestro Modelo pedagógico está inspirado y fundado en el Sistema Preventivo de Don Bosco, el cual en palabras del P. Mario Peresson es “un Proyecto pedagógico evangelizador y una experiencia educativa por cuanto tiene una intencionalidad muy clara y definida: la construcción del Reino de Dios y la formación de convencidos seguidores de Jesús y ciudadanos conscientes y comprometidos en la construcción de una nueva sociedad, justa, incluyente, participativa; porque se propone ser una comunidad educativa en donde se viva el espíritu de familia y  porque se fundamenta en tres principios: la razón, la religión y el amor.”

 

    Integración curricular y enseñanza por ciclos

Hemos asumido la enseñanza por ciclos como una estrategia de organización curricular innovadora y transformadora de la cultura escolar, fundamentada en una visión compleja del conocimiento, en una pedagogía constructivista, cuyas estrategias didácticas apuntan a la superación de la fragmentación de saberes y prácticas, resignificando los fines de la educación en función de las necesidades sociales y la formación en la autonomía.

 Es así, como a lo largo del año escolar, logramos integrar los contenidos mediante la interdisciplinariedad y en relación con los sujetos, dotándolos de herramientas para la vida, estableciendo nuevas relaciones entre el conocimiento escolar y el extraescolar, apostando por una formación de ciudadanos más humanos, más solidarios, más respetuosos de las diferencias y no solamente más eruditos y especializados en las ciencias.

 La enseñanza por ciclos la basamos en una concepción del aprendizaje significativo, que es aquel que propicia transformaciones duraderas en el orden conceptual, actitudinal, metodológico, axiológico y pragmático según los niveles de desarrollo de los sujetos. Nos ha implicado, por lo tanto, otra manera de concebir la evaluación y la implementación de unos tiempos más adecuados para el logro de las transformaciones esperadas.

Para el presente año agrupamos los grados tradicionales de las ya superadas “secciones” de primaria y bachillerato en cuatro ciclos. En cada uno de ellos planteamos la construcción de proyectos que partieron de los propios intereses de los estudiantes y que les plantearon, desde todas y cada una de las áreas, aprendizajes tendientes al desarrollo de competencias. Entre otros propósitos de dicha reorganización, se destacan: 

  • Resolver los problemas propios de la desarticulación entre los diferentes grados de preescolar, primaria, secundaria, media y universitaria; y su contradicción con las necesidades formativas propias del desarrollo infantil y juvenil.
  • Estructurar la organización educativa de acuerdo con la edad, las necesidades formativas, los ritmos y procesos de aprendizaje de los estudiantes, y definir los saberes y competencias que se deben desarrollar en cada ciclo.
  • Lograr la permanencia de los niños, niñas y jóvenes en el sistema educativo y asegurar que concluyan su proceso formativo con una educación de alta calidad.
  • Disminuir la deserción y repitencia académica de los niños y jóvenes en primero, sexto y noveno grados.
  • Desarrollar un sistema de evaluación integral, dialógica y formativa que garantice la promoción de los estudiantes entre los diferentes grados del ciclo y la promoción al finalizar cada ciclo. 
Subpáginas (1): Proyecto Ciclo 1
Comments