INSTITUCIONAL

Un Centro EDUCATIVO que acoge a niños y jóvenes con el propósito de acompañarlos, junto con sus familias, en la tarea más importante y trascendental de su vida: el crecimiento y realización integral de su personalidad, ayudándoles a desarrollar sus cualidades y potencialidades y a encontrar un puesto activo de liderazgo en la construcción de la sociedad y la Iglesia colombianas.

Un Centro Educativo CATÓLICO, porque se inspira en el Evangelio y porque nuestro objetivo es hacer presente, mediante la educación, el Reino de Dios anunciado e inaugurado por Jesucristo: un mundo en donde se vaya construyendo la fraternidad universal, se promueva una vida digna y plena para todos, se establezca la justicia social y una paz y bienestar verdaderos. Por eso nuestro lema “EVANGELIZAR EDUCANDO”. En el centro de nuestra labor educativa está suscitar y hacer crecer, en todos los que conformamos la Comunidad Educativa, la fe en Dios, Comunidad de amor, y la vida cristiana como seguimiento de Jesucristo, para que lleguemos a ser creyentes comprometidos con la causa del Reino de Dios.

Un Centro Educativo SALESIANO, perteneciente a la gran Familia fundada por San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud, quien consagró toda su vida a la educación de los y las jóvenes, especialmente las más necesitadas y excluidas de la sociedad, con una clara conciencia de la gran capacidad de cambio personal y social presente en ellos y ellas, si encuentran una mano amiga que los acoja y ayude. Además, nuestra acción educativa está inspirada en el Sistema Preventivo, como Proyecto Educativo-Pastoral Salesiano, orientado a formar cristianos auténticos y ciudadanos comprometidos con el bien común, “Buenos cristianos y honestos ciudadanos”.

Un centro educativo CON SENTIDO, PROYECCIÓN Y COMPROMISOS SOCIALES: queremos que nuestra acción educativa responda a las necesidades y aspiraciones de la niñez y la juventud que forma parte de nuestra comunidad.

Con nuestra educación buscamos formar niños, niñas y jóvenes que, en cuanto ciudadanos conscientes y activos y creyentes convencidos y coherentes, lleguen a tener un liderazgo familiar, ciudadano y profesional con una clara conciencia social y una coherente pertenencia eclesial, comprometidos en la construcción de un nuevo país, justo y solidario, primicia del Reino de Dios en la sociedad. Al mismo tiempo nuestro Colegio se propone proyectarse al contexto siendo un factor de servicio solidario y de transformación social.